¿Cómo mejorar el performance de mis aplicaciones con servidores virtuales?

La virtualización es una tendencia que está creciendo rápidamente en el entorno empresarial. En la actualidad, las organizaciones están al tanto de los beneficios de migrar sus servidores físicos a servicios en la nube, es decir, plataformas virtuales que permiten un ahorro en los costos operativos y brindan mayor seguridad.

Algunos quizás aún se aferran a lo tradicional. Sin embargo, en un entorno cada vez más digitalizado y con más riesgos, la virtualización se ha convertido en una estrategia de modernización de la infraestructura TI de las empresas, optimizando procesos y recursos, a la vez que se disminuyen los riesgos.

¿Será realmente factible y confiable la virtualización de la infraestructura tecnológica de una empresa, sobre todo en aras del resguardo de información?

¿Qué son los servidores virtuales?

Los servidores virtuales son, en palabras simples, particiones virtuales de un servidor físico, cada una funcionando con un sistema operativo independiente del resto de las particiones instaladas.

Un servidor Web permite a las empresas aumentar el rendimiento de sus sistemas, a la vez que aumenta la seguridad de la información procesada. Además, su adopción conlleva una serie de beneficios concretos, entre los que vale la pena destacar:

  • Permiten el ahorro en los costos por concepto de mantenimiento de plataformas físicas. El mantenimiento y uso de servidores virtuales es más económico.
  • Es una plataforma muy segura, a prueba de fallos que se mantiene siempre activa.
  • Es un tipo de servicio a la medida, por lo tanto, la empresa paga estrictamente por lo que usa. Además, ofrece la posibilidad de ampliar la capacidad del servidor virtual, si el cliente (empresa) lo desea.
  • Los servidores virtuales son muy versátiles en su estructura, pudiendo ejecutar todo tipo de aplicaciones.
  • El resguardo de información siempre se da en forma segura y sin contratiempos.
  • Ofrece flexibilidad, ya que puede albergar múltiples plataformas, permitiendo al usuario escoger la que considere más conveniente.

Performance de aplicaciones en servidores virtuales

Al disponer de un servidor virtual, es posible aumentar el rendimiento de las aplicaciones que funcionen bajo su alero: al contar con más memoria y velocidad del procesador cuando se considere necesario, las aplicaciones pueden tener mayor memoria disponible para su ejecución.

La independencia de los sistemas operativos es una característica importante de un servidor Web, ya que se pueden correr aplicaciones de Windows en Linux y viceversa, eliminando los problemas de compatibilidad.

En este sentido, Nephos representa una de las mejores alternativas en servicios de virtualización, gracias a sus diferentes opciones:

  • Nube pública: es un conjunto de servicios y recursos que se ofrecen vía Internet o conexión a redes, con paquetes diseñados a medida.
  • Nube privada: corresponde a servicios y/o recursos que son ofrecidos a empresas a través de una red privada, siendo de exclusivo uso de la compañía contratante.
  • Nube híbrida: resulta de la combinación de las dos alternativas anteriores, permitiendo a las empresas costear solo los recursos que se utilizan y con la posibilidad de ampliar la capacidad en la medida en que la empresa lo requiera.

Los servidores virtuales permiten gran independencia en la infraestructura de hardware y software. Migrar las plataformas resulta una medida estratégica de alto impacto para las empresas que requieren optimizar sus servicios y apuntan a un ahorro considerable de sus presupuestos en tecnología. Por ello, a la hora de pensar en contar con servidores virtuales, es necesario apoyarse en una empresa como Nephos IT, que cuenta con la capacidad técnica y la experiencia suficiente para garantizar efectividad y tranquilidad a la hora de realizar este proceso.

¡Contáctanos!

servidores-virtuales-mexico