Consolida todo tu equipo de TI en un solo nivel

Las tecnologías de la información (TI), como bien se sabe es la aplicación de ordenadores y equipos de telecomunicación para almacenar, recuperar, transmitir y manipular datos que se han convertido de gran beneficio para los negocios y empresas que las han incorporado.

Una de las grandes ventajas de las TI es que estas pueden consolidarse en un solo nivel, dando como resultado un ahorro de espacio en la infraestructura y de costos por su disminución de mantenimiento.

¿Sabes qué sistemas inteligentes puedes incorporar para reemplazar tus sistemas tradicionales para mejorar y agilizar operatividad de tu negocio?

Sistemas de almacenamiento

La Nube te permite archivar todo tipo de información de forma pública, privada o híbrida dependiendo las necesidades de tu empresa. Este servicio tiene como gran ventaja, además de la gran cantidad de información que puede albergar, que puede ser consultada en donde quiera que se encuentre el administrador.

Entre otras de las ventajas de la Nube se encuentran: el respaldo de información, los bajos costos ya que pagas por lo que usas y su flexibilidad pues puedes indicar quiénes pueden tener acceso a los datos contenidos sin importar el lugar o el tiempo.

 

Virtualización de sistemas

Gracias a esta innovación tecnológica se ha conseguido la ejecución de los hardware, dispositivos de almacenamiento y/o sistemas operativos físicos de un negocio en uno solo de forma virtual. Esta es la mejor opción si de ahorrar espacio en tu infraestructura se trata, ya que en un mismo entorno físico puedes emular todos y cada uno de tus sistemas físicos.

Otras de sus ventajas de virtualizar tus sistemas es el ahorro de costes que tendrás por la disminución de mantenimiento; aumentan la seguridad de tus datos pues programar backups se realiza de forma más rápida y fácil; operatividad más eficiente, pues tus propios empleados podrán acceder a tus sistemas desde cualquier sitio, lo que agilizará su rendimiento.

 

Recuperación de datos en el menor tiempo posible

El tiempo se ha convertido en algo mucho más valioso para las empresas a la hora de recuperar sus datos ante el infortunio de sufrir una contingencia en su data center. Ningún negocio está exento y esa debería ser razón suficiente para que los DRP (Disaster Recovery Plan) tengan mayor incorporación a las filas corporativas.

Ya sea una contingencia natural o un hackeo, el Plan de Recuperación Anti Desastres te imposibilite el funcionamiento de tus recursos informáticos de forma parcial o total y evitará una pérdida de información que además de afectar tu base de datos, te dejará muy mal visto con tus clientes.

El ahorro de esfuerzo, tiempo y dinero son solo tres de los beneficios de contar con un DRP, entre otros se destacan la continuidad de los servicios, la protección de fallas generales en los servicios informáticos, minimizar riesgos, disponibilidad de recursos informáticos, atención continua a clientes y proveedores y capacidad de recuperación exitosa.

Ahora que ya conoces todos los factores en los que puedes agilizar tu operatividad, infórmate de cómo incorporarlos en tu negocio mediante un análisis inteligente de tus necesidades empresariales.

Ponte en contacto con uno de nuestros expertos de Nephos IT que con gusto te orientarán en tu proceso de transformación tecnológica.

servicios-y-soluciones-de-tecnologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *