6 Beneficios de Implementar Escritorios Virtuales (VDI)

6 Beneficios de implementar escritorios virtuales VDI

¿Qué es un escritorio virtual?

Un virtual desktop es un escritorio que no se encuentra físicamente en el dispositivo en el que se está utilizando. Es decir, el escritorio está almacenado en un servidor central y el usuario accede a él de forma remota. Por lo tanto, los usuarios siempre tienen acceso a su información y su espacio de trabajo de forma virtual, independientemente del dispositivo que estén utilizando.

La experiencia es la misma que si se estuviese trabajando en un escritorio instalado en un ordenador físico. Pero casi todos los procesos se producen en remoto y de forma centralizada. En un principio, las herramientas de escritorio virtual requerían contar con servidores centrales y una infraestructura (VDI, del inglés virtual desktop infrastructure) propios. Sin embargo, gracias a la nube, el acceso de las empresas a las ventajas del escritorio virtual se ha democratizado.

Trabajar con escritorios virtuales tiene infinidad de ventajas para la empresa. Estas van desde la mejora en la ciberseguridad hasta la flexibilidad, pasando por la reducción de costes o la implementación sencilla de actualizaciones.

6 Beneficios de los Escritorios Virtuales en la Nube (VDI)

  1. Reducción de costes de soporte, infraestructura y hardware y nuevos despliegues. Contar con una infraestructura centralizada accesible de forma remota reduce los costes de la empresa en numerosos frentes. El personal de soporte puede solucionar las incidencias virtualmente, sin necesidad de desplazarse. Las necesidades de hardware e infraestructura de los trabajadores y usuarios del escritorio virtual se reducen significativamente. Y los despliegues de actualizaciones de software y sistemas operativos o nuevas aplicaciones se hacen de forma virtual y centralizada, sin necesidad de instalarse una por una en cada dispositivo.
  2. Alta escalabilidad y flexibilidad. El mercado demanda cada vez más rapidez para responder a los picos de demanda y flexibilidad para adaptarse a las caídas de volumen de trabajo. Contar con una infraestructura de escritorios virtuales en la nube permite aumentar fácilmente el número de escritorios para atender las necesidades de nuevos trabajadores, se encuentren donde se encuentren.
  3. Mayor espacio de almacenamiento. La capacidad de la nube no es infinita, pero casi. Al utilizar la tecnología de virtual desktop cada usuario tendrá acceso a mucho más espacio de almacenamiento para aplicaciones y archivos del que tendría en un disco duro físico en su dispositivo. Esto es especialmente importante si se trabaja con dispositivos móviles, como smartphones o tablets, que no suelen tener gran capacidad de almacenamiento.
  4. Incremento de la seguridad de la información. Trabajar con un escritorio virtual remoto significa que los datos ya no están en el dispositivo, sino que se almacenan en la nube. Así, en caso de avería, robo o ciberataque dirigido al dispositivo físico, la información está segura y respaldada por una o varias copias de seguridad en la nube.
  5. Aumento de la productividad y la flexibilidad para los empleados. El espacio de trabajo individual pasa a estar siempre disponible, independientemente de dónde se encuentre el empleado o qué dispositivo de acceso utilice. Esto permite mantener el ritmo de trabajo sin interrupciones durante un viaje o desde casa si es necesario.
  6. Protección de la continuidad del negocio. Pase lo que pase, los datos están respaldados en la nube y la infraestructura del virtual desktop disponible en remoto. De esta forma la empresa reduce prácticamente a cero las posibilidades de interrupción del negocio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *